proyectos

Cuando Bolaroja nació, llegó con varios proyectos bajo el brazo. El amor que sentimos por el clown, nos llevó a experimentar con los efectos que su presencia producía en los lugares a donde íbamos.

Hemos probado llevar el clown a hospitales, zonas de desastre, comunidades, asilos, cárceles, oficinas, hogares…
Los resultados que vamos obteniendo nos animan a seguir experimentando en nuevos lugares.

¿Quieres colaborar?